domingo, 15 de mayo de 2022

Despertar de un sueño

 


DESPERTAR DE UN SUEÑO

Es tarde,
debo dejarte.

Ya se me agota
el sentimiento.

Las palabras
resbalan
por el filo
de mis sueños.

Porque fuiste
y ya no eres.
Porque desperté
de mis anhelos,
y no te invento más
porque ya no puedo.

Porque fuiste luz
en mi sendero,
fantasía
que cobijaba
en mi real invierno.

Barquita que se aleja
de mi puerto.

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a Pablo Neruda,
por siempre en mi recuerdo.

De mi poemario
"Ciento cincuenta poemas
de amor"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

martes, 10 de mayo de 2022

A tu espada

 


A TU ESPADA

No me olvides.
Desde la fibra
más triste
que vibra
dentro de mí,
te lo imploro.

No te vayas.
Mira,
ya crecieron
las violetas
a la sombra
de mi alma;

son celestes
y azules,
son moradas
y blancas.

Dime tú,
¿porqué callas?
¿porqué tus palabras
se ahogan
con mi llanto?

¿Porqué detienes
tu Palabra,
cincelada
por los siglos
en el mármol,
en la piedra y
en tu Libro Santo?

Yo te espero,
como quien
contempla
el horizonte
con taciturna
mirada.

Yo te adoro,
en tus pasos
que regresan
sobre la muda arena
de mi playa.

Yo te celebro
en este canto,

por la espada
que blandiendo
tu diestra,
trae justicia;

y por la fuerza
de tu extendido brazo.

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amado
Señor Jesucristo

De mi poemario
"El árbol invencible"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

miércoles, 4 de mayo de 2022

En este ocaso

 


EN ESTE OCASO

Esperanza, vuelve a mí
que en los escondrijos de mi alma,
hace tiempo te perdí.

Tantos meses ya
sin tu faro de luz,
sin tu brújula
que me guíe,
saboreando el dolor,
la penumbra,
el miedo cual una cruz
que arrastro.

Mi esperanza perdida,
¡cuántas lágrimas sin descanso!

Quisiera que forjaras
un camino celeste
de libertades ansiadas.
Un mañana de sonrisas y abrazos,
sin mascarillas,
sin hartazgo.

Si no tuviera un hilo de ti,
en este ocaso,
inútil ya sería el vivir.
No dejes que mi espera
se convierta en fracaso,
mi esperanza dormida,
¡despierta!

INGRID ZETTERBERG

De mi poemario
"Amaneciendo entre lirios"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

viernes, 29 de abril de 2022

Único recuerdo


ÚNICO RECUERDO

Esa rosa la guardo y la atesoro.
Del ayer de tus manos
la he recibido
en una madrugada de mayo
que jamás olvido.

Fue un bálsamo para mi llanto
tu amor de varón.
Y sus pétalos tersos
me hablaron de tu pasión.

Regresa amado mío,
que tu rosa ya se marchitó.
Que así no mueran tus besos;
ven, y disipa mi dolor.

Rosa del tiempo fenecido.
Único recuerdo de un ausente amor.

INGRID ZETTERBERG

De mi poemario
"Esperanza de vida nueva"

Derechos reservados
Safe Creative Cta.1006080193112
 

domingo, 24 de abril de 2022

¡Oh, madre patria!

 



(Aquí estoy en la casa de mi amado Camilo,
en Torrelodones, Madrid)

¡OH, MADRE PATRIA!

España mía
ya te quedaste lejos
con la casita de mi amado
y su farola blanca,
un sueño dulce
que no esperaba;
que me vino como un cuento.

España del alma,
mi segunda casa
con sus lluvias torrenciales
de San Sebastián;
y sus heladas
traspasando mis huesos.

Oh madre patria,
¡cuánto te amo en mi nostalgia!
árboles floridos que llegué a amar,
en la incipiente primavera
empezaban a brotar;
rosados capullos
que rociaron mi cabeza
no volveré a verlos quizás.

España,
te llevaré conmigo por siempre
y las losetas viejas
de la casa de mi amor
se dibujan en mi mente
junto a los niños de piedra
abrazados en su jardín,
eternamente.

Mi hija amada,
mi Claudia,
se quedó allá
en la tibieza de su hogar.
Su balcón ostentaba geranios
y la palmera azotada por el viento
que plantó mi nieto Adrián,
la acaricio en mi recuerdo.

España, siempre te llevaré por dentro,
tu verdor,
tus casitas solariegas entre los cerros
y en el balneario de Ondarreta
tu mar sereno
cual un susurro me llamará
recorriendo apacible mis senderos.

INGRID ZETTERBERG

De mi poemario
"Esperanza de vida nueva"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112


sábado, 2 de abril de 2022

QUERIDOS AMIGOS ME VOY DE VIAJE



MIS ESTIMADOS AMIGOS BLOGGUEROS, VOY A ESTAR AUSENTE HASTA EL DÍA 23 DE ABRIL, YA QUE ME ESTOY YENDO A ESPAÑA EN BREVES DÍAS, Y ESTOY EN TODOS LOS TRAJINES PREVIOS AL VIAJE...POR FAVOR ME DISCULPAN, PERO NECESITO ESTAS VACACIONES QUE MI HIJA CLAUDIA QUE RADICA ALLÁ, ME ESTÁ REGALANDO ANTICIPADAMENTE POR EL DÍA DE LA MADRE. NOS VEMOS EL 23 DE ABRIL AMIGOS MÍOS. DIOS LOS BENDIGA MUCHO.

lunes, 28 de marzo de 2022

Inmortal

 


INMORTAL

Dime Dios:
¿Soy cierta yo?
¿Es que acaso
la rítmica respiración
lo es todo para estar?
¿De tan poco
se alimenta la vida?

¡Dime quién soy!

Acaso sea
un pedazo de tu ser
arrojado al viento,
al azar,
y sin saberlo
permanezco en tu memoria,
inmortal.

¡No me olvides jamás!

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amado
Padre celestial

De mi poemario
"El árbol invencible"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

martes, 22 de marzo de 2022

Pasión imperecedera...(Poesía clásica)

 


PASIÓN IMPERECEDERA

(Sorsonete)

Amado, espérame en la azul pradera
donde la dalia crece platinada
porque soledad en ti yo presiento,
y cual enredadera
a ti he de estar atada.

Te extraño y vives en mi pensamiento
desde que tu mirar me ha conquistado,
por tanto en lo que hablo, reconsidera;
dame en ti alojamiento
que no te he olvidado.

Mi pasión por ti es imperecedera,
dame entrada en tu pecho
y alzaremos bandera.

Refugiándonos bajo el mismo techo,
mi amor será caldera
si compartimos lecho.

INGRID ZETTERBERG

De mi poemario
"Amaneciendo entre lirios"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

miércoles, 16 de marzo de 2022

Alas rotas

 


ALAS ROTAS

Tú has cortado mis alas
y no puedo ya volar.
Antes mi alma existía,
y sobre azules distancias
bebía de esta agua
honda y apacible.

Y mi ser se saciaba
de árboles profundos,
de nenúfares flotantes
entre bosques de aromas,
y del trinar de aves
que el cielo me brindaba.

Yo me cobijaba entonces
sobre senderos amarillos,
donde las voces se perdían
de mi Abril soñoliento,
y tú me coronabas
del rocío de tus manos.

Mas una banca vacía,
en el camino
que lleva al otoño,
me habló de tu adiós;
y tu abrazo se alejó
cual una tímida estrella.

Mas tú no te has ido,
aún te despiertas
entre la sombra y el sol
y debilmente me miras.
Como niño huérfano
te acunas en mi pecho.

Eres tú el visitante
que se detuvo
en el fondo de mi alma.
Eres tú el herido eterno
que estas flores
me otorgaba.

Aún me alumbra
la mañana,
y un nenúfar sobre el lago
se ha encendido
de pronto
con tu inocente claridad.

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amado
Señor Jesucristo

De mi poemario
"El árbol invencible"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

sábado, 12 de marzo de 2022

Por la senda bordada

 


POR LA SENDA BORDADA

¿Sabes?
Un día volaremos juntos
hacia prados silenciosos,
sedientos de paz.
Cuidamos entre nuestras manos
el frágil lirio
de nuestra unión;
sus pétalos se desprenden
amarillos y finos
como lágrimas del tiempo.
Somos un anhelo de Dios.

Entre mis brazos te presiento,
tembloroso cual un niño
y sólo mi tristeza entiende
de estos años viejos
que se han ido esparciendo
en nuestro dolor.

Déjame cuidarte
entre mis latidos,
aún nos brota vida a los dos.

Por la senda bordada
de azules hilos
un día vendrás a buscarme.
Callada y serena
sentirás mi alma
que se muere segura en tu amor.

Ven, no tardes,
ya las sombras
del vil crepúsculo
se asoman.
Ya languidece nuestro balcón.

Heridos de un rojo vino
caminaremos hacia la aurora
taciturnos y sangrantes
con sed en nuestras bocas
y pasos vacilantes;
al fin nos recibirá el huerto,
aquel edén de rosas
que nos prometió el Señor.

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amado
Camilo Sesto

De mi poemario
"Joyas de mi alma"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

domingo, 6 de marzo de 2022

Sin gloria...(Serventesios melódicos)

 


SIN GLORIA

(Serventesios melódicos)

Y sufriendo amarguras van los vates
entretanto reparten cada verso
y aunque tú sus nostalgias no aquilates
seguirán declamando en tiempo adverso.

Llevarán las campánulas azules
en palabras al viento de los años
y a pesar que jamás los congratules,
inspirados en tristes desengaños

seguirán el dictado de las musas.
Buscarán hospedaje en cada ser,
y aunque siempre a leerlos te rehúsas
su legado no habrá de perecer.

De tristeza es el mundo del poeta
que al final cruzará el umbral de luz
traspasando sin gloria blanca meta
despojándose al fin de aquella cruz.

INGRID ZETTERBERG

De mi poemario
"Tu alma y la mía"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

lunes, 28 de febrero de 2022

Déjalas volar

 


DÉJALAS VOLAR

Deja que vengan
nostálgicas
las palabras,

como ninfas extraviadas
en la floresta
apacible
de mis sueños.

Déjame
encontrarlas.

Son nuevos
sus matices,
son terciopelos azules
donde viajan suavemente
las estrellas.

Mis poemas son espejos
en los cuales se refleja
sutilmente
tu escondido Ser.

Visiones de paz,
extraídas
tras un velo
en estado de inconsciencia.

Como brotes naturales
de un alma
silenciosa y agreste.

Deja que vuelen
como aves celestiales
y eternas,

y posadas
en las nubes,
me traigan tu canto.

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amado
Padre celestial

De mi poemario
"El árbol invencible"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112



martes, 22 de febrero de 2022

En la recta final

 


EN LA RECTA FINAL

Los años fugaron en la niebla,
se ha mudado
la claridad de los matices,
el celeste de las mañanas plenas,
el rosa de las tardes de paz
con los hijos en casa,
ya no están...
Y se instaló el gris
de las soledades que rebosan
en la recta final.

Esa ventana ya no basta,
la luz que se filtra
ya es opaca.
Y el silencio es prolongado
cual un suspiro.
Hoy todo lo llena
la ausencia de los hijos.

No vendrán...
Pasan las horas
y los días se repiten
abstraídos.
Cualquier mañana de estas
una madre ya no despertará.

INGRID ZETTERBERG

De mi poemario
"Esperanza de vida nueva"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112


viernes, 18 de febrero de 2022

El patíbulo


EL PATÍBULO

Se acercaba el crepúsculo
de aquel invierno lento.
El manto del atardecer
descendía en hondo duelo
y nubes rojizas
cubrían el cielo.

En la vetusta plaza
del humilde pueblo,
se elevaba sombría
la oscura guillotina;
y entre bancas de madera
enmohecidas por el tiempo
se acercaba el crepúsculo
de aquel invierno lento.

Último sendero
que recorrería
el condenado a muerte...
¿Su culpa?
Sustraer un pan
de la carreta del panadero,

Y es que no sabía
que esta sociedad
no perdona el hambre,
pero paga en silencio
y sin protestar
los elevados impuestos
que cobran ladrones
de saco y corbata
que gobiernan al pueblo.

Mañana,
en oscuro amanecer,
caminará su último trecho
hasta la plaza
un joven pálido,
confuso y hambriento.

INGRID ZETTERBERG

De mi poemario
"Por los bosques del silencio"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112


martes, 15 de febrero de 2022

Tu tristeza

 


TU TRISTEZA

César Vallejo, hermano,
¿a dónde fue tu tristeza?
¿qué melancolía bohemia
llenaba tu alma, allá en París?

Hoy quizás andas
en tus pasos remotos,
cruzando callejas y cementerios,
y ya nadie
pregunta por ti.

Hoy te has ido lento
escabullendo en este invierno
entre las letras
que te nombran,
César Vallejo, hermano;
ya tu esfumada tristeza
es una sombra.

Ya tus patios
de otoño y aromas,
hieden a soledad,
pues se quedaron
sin tus pasos.

Y tu dolor callado
está en tu sien oscurecida,
y en tu extraña muerte
de sogas y palos
al despuntar el alba de tus poesías.

César Vallejo, hermano
hoy te recuerdo en tu huerto cerrado,
donde ya las flores heridas
(tu sepulcro no visitan)
y se ha cansado
tu corazón a solas.

INGRID ZETTERBERG

Dedicado al insigne
poeta peruano, César Vallejo

De mi poemario
"Por los bosques del silencio"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

jueves, 10 de febrero de 2022

Amada poesía

 


AMADA POESÍA

¿Quién eres tú poesía?
Oh, blanco sueño de Abril,
con hojas desmayadas
en los senderos.
Pálida luz que se inflama
en mi pecho;
dulce, inagotable
eres tú poesía.
Silencio que me llamas
hacia bosques de misterio,
manita extendida
que ruega
por un minuto de mi alma;
ave azul
que me rozas con tus alas,
todo eso y aún más
eres poesía amada.

Dulce cantar de gaviota
que se perdió en la playa.
Olas que se lamentan
con dolor de anochecer.
Vienes como silenciosa daga
y atraviesas
la cortina de mis lágrimas,
¡Poesía, poesía
que te has clavado en mi alma!

¿Y qué más puedo decirte
en esta hora aciaga,
en que te abrazo y te me escapas?
¿Hacia qué bosques?
¿Hacia qué distancias?
Oh ven, poesía amada,
regresa tus pasos humildes
de ninfa extraviada
y regálame las flores celestes
que por la senda derramas.

INGRID ZETTERBERG

De mi Libro
"Por los bosques del silencio"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

lunes, 7 de febrero de 2022

Entre azahares

 


ENTRE AZAHARES

¡Cuánto te amo!
Tu mirada lo es todo para mí.

Dulce, manso,
cual un clavel despojado
de sus pétalos
por el viento de los años.

La noche te guarda entre azahares
en aquel oscuro recinto
donde el gélido invierno
te cubre con su aliento
junto a tus padres.

Camilo mío,
mi alma ha vagado por el cementerio
que envuelve tus cenizas
en el misterio...
Hay flores tersas
que lloran tu ausencia
en la negra lápida.

Y un silencio sepulcral
tras el enrejado
del San Antonio Abad.

Ya son dos años
que nos dijiste adiós
y aún duele,
mi amado...
Y mi alma por ti,
aún se muere.

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amado
Camilo Sesto

De mi poemario
"Amaneciendo entre lirios"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

lunes, 31 de enero de 2022

Pasión otoñal

 


PASIÓN OTOÑAL

(Versos alejandrinos con cesura
y rima Jotabé)

Quiero arrullarte en mi alma, pues me inspiras ternura,
y vivamos muy pronto, la más dulce aventura.

Tus ojos me traspasan, me tienen atrapada.
Deja que mi regazo sea miel refinada
para darte a beber la tibieza anhelada
en la tarde de encanto, pues quiero ser amada.

Tu boca es de cereza, mi varón tan sensual
¡Quién pudiera tenerte! en esta hora casual.

En mi alcoba yo he puesto llave a la cerradura
y encerrado te tengo, cual dama enamorada
que renunciar no pudo ¡Gran pasión otoñal!

INGRID ZETTERBERG

De mi poemario
"Amaneciendo entre lirios"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

jueves, 27 de enero de 2022

Te amé desde entonces...(Prosa basada en un sueño)

 


TE AMÉ DESDE ENTONCES

Rodó la luna ¡Impresionante escena! y el firmamento quedó quieto ante tu magna hermosura, y en un hexágono inmenso de oro puro y transparente, te vi bajar del alto cielo.
Te erguías como un Rey todo vestido de oro refulgente y tu belleza caló en mi ser. Te miré anonadada entre mariposas blancas y flores que brotaron de mis cabellos, se adormeció mi alma ante tu voz potente. Pues un mensaje me trajiste en tu divino acento.

Aquel hexágono flotaba y no tocaba el suelo, mientas tú me hablabas en la oscura noche, mi centinela, mi Dueño.
Y con mis ojos cerrados te amé desde entonces entre pétalos rosados. Sentí que un temor profundo me invadió, y sólo atiné a decirte: "Haz conmigo como bien quieras mi Príncipe."

Cuando desperté, aún resonaba tu voz profunda dentro de mi pecho. Desde entonces sé que te amo. Que somos uno, que ya nada podrá separarnos. Tienes atada mi alma con cintas de oro. Todo te obedece. Hasta la luna fue un juguete en tus manos. Jamás lo olvidaré.

INGRID ZETTERBERG

(Esta prosa es basada en un sueño espiritual y muy real que yo tuve con mi amadísimo Señor Jesucristo.)

De mi poemario
"Amaneciendo entre lirios"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

lunes, 24 de enero de 2022

En tu abandono

 


EN TU ABANDONO


Cuando tú me dejes
volveré al fango de mi pasado.

Habrá acabado de los gorriones
el cántico.
Y me habré sumido
en la desesperanza.
El frío hielo
será mi cama.

Me habré mudado
las ropas blancas
y un vestido
de negro cilicio
cubrirá mi alma.

Cuando tú me dejes
la felicidad
será una utopía
y en mis labios estará extinta
la palabra "amor".

Cuando tú me dejes
nadie arrullará mis sueños
y me cubrirá la melancolía.
Habrá oscurecido en mi lecho
y sombras fantasmales
presenciarán mi dolor.

INGRID ZETTERBERG

De mi poemario
"Joyas de mi alma"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

martes, 18 de enero de 2022

No lo puedo asimilar




NO LO PUEDO ASIMILAR


Dolor hay
en la humanidad
sacrificada...
Voluntad de los dioses
que se reúnen
para juzgar,
misterios que no encajan
en el inmenso rompecabezas
del mundo.

Humanidad vencida,
atada a soberanos castigos
que no logro asimilar.

¡Cuánto me duele
la mujer sin brazos,
que ostentando un pincel
entre sus pies
va pintando
paisajes de bondad!

Y el hombre que quiso ser amado,
y ni su madre lo cobijó,
va componiendo cantos
a su eterna orfandad.

Humanidad
que te desangras
en gritos silenciados
por latigazos
que vienen de lo alto...
¡Cuánta soledad!
¡Cuántos porqués
sin respuesta!

Niños en el África,
esqueletos sin sombra,
van deslizándose en la tierra
con los ojos de espanto
ante el ave de rapiña que los ronda.

Se me parte el alma
al escuchar
en la boca de la noche
voces de niñas
que imploran
¡Papá mío, vuelve ya!

Pero hay angustia
en la mirada,
gemidos de agonía
que no puedo asimilar.
Y la muerte
siempre triunfadora
alzando bandera
por todo el planeta
sumido en oscuridad.

INGRID ZETTERBERG

De mi poemario
"Fragancia espiritual"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

viernes, 14 de enero de 2022

¡Ay, esos niños!

AMIGOS MÍOS, AUNQUE YA PASARON LAS NAVIDADES
QUISE TRAERLES ESTE POEMA DEL BAÚL DE MIS RECUERDOS


¡AY, ESOS NIÑOS!

Deambulan los niños
por las calles en noche buena.
Los carentes de pan y abrigo.
Los de las voces humildes, quebradas.

Ya la inocencia
es un pájaro herido.

Niños que conocen el hambre amargo,
que saborean lágrimas vivas;
insomnes en la sombra dura y fría...

Ellos son los que esperaron en vano
un oso de felpa,
o tal vez un payasito de cuerda
en navidades vacías.

Ellos son mansas aves
cuyas alas rozaron espacios adversos.
Huérfanos en el olvido
desde que nacieron,
que no conocieron de una madre,
el beso de amor dulce y sereno.

Ay, esos niños se me han clavado en el pecho,
y cual tristes mariposas pardas
revolotean en mi recuerdo.
Con ansiosas miradas
contemplan los fastuosos árboles navideños
en las altas ventanas.

Para luego hurgar en basurales
buscando un juguete viejo.
El frío se mece entre sus dedos
porque ya se hizo tarde...
Ya va amaneciendo.

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a todos los niños
pobres del mundo

De mi poemario
"Fragancia espritual"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

martes, 11 de enero de 2022

El vuelo de las flores

 


EL VUELO DE LAS FLORES

Nada es como tu amor
mi Dios amado.
Déjame cabalgar hacia ti
entre suaves bosques
de plumas.

¿Para qué mirar
los lirios
y crisantemos del alba?
Si tú me llenarás
de inaccesibles flores
nacidas de tus manos,

y volarán hacia mí
iluminadas,
el día en que me vaya
taciturna
y silenciosa.

INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amado
Padre celestial

De mi poemario
"El árbol invencible"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

jueves, 6 de enero de 2022

Europa de mis amores

 


EUROPA DE MIS AMORES

Europa, pedacito de cielo donde habitan aún sus huellas. Quiero elevarme en las alturas, hasta con mi alma alcanzarte. Europa, melodía del pasado que me llegó en una guitarra, que ahora yace quieta. Dime que he de volver por tus calles empedradas, dime que tus farolas alumbrarán mi tristeza como antaño. Europa de mis amores, eres un cántico, eres un sol de Abril debajo de un vetusto balcón.

Dile que lo añoro a él, que anhelo ir tras de sus pisadas que dejó en la senda. Espérame Europa, que aún no he hurgado en tus aguas, que aún me falta beber de tus antiguas fuentes. España, París, Venecia, denme un poco de vida. Quiero nacer de nuevo en la calle Moreto inundada de sol, allá en un rincón de Madrid. Espera, aún me quedan mis horas para entregarte. Dile al que amo que llego pronto, con aquellas flores azules, las que engalanaban su casa.

Europa del alma mía, aún quiero tu leche hospitalaria. Y la glorieta aquella cercana al cementerio del pueblo, que guarda celosamente las cenizas del que amo.

INGRID ZETTERBERG

De mi poemario
"Amaneciendo entre lirios"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

domingo, 2 de enero de 2022

Contigo quiero

 


CONTIGO QUIERO
❤❤❤

Ese eres tú
carnaval de amores,
sonrisa escapada
de un niño.

Ese eres tú, mi Camilo...

Contigo quiero
un amor de locura,
con el alma...
Fundirnos los dos en un solo ser.
❤❤❤
Contigo quiero la vida,
goteando cual leche pura
en nuestros labios sedientos,
un amor inmenso.

Contigo quiero
un sol de amanecer
en nuestras pieles heridas
de tanto roce intenso.

Ese eres tú,
el que yo anhelo...
El que me arropa tibiamente
entre fragancias de incienso.
❤❤❤
INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amado
Camilo Sesto
❤❤❤
De mi poemario
"Amaneciendo entre lirios"

domingo, 26 de diciembre de 2021

No habrán navidades como esas


NO HABRÁN NAVIDADES COMO ESAS

(Jotabé monocorde melódico)

I
Navidades que fueron dulce canto,
villancicos de infancia, eran mi encanto.

Arrullaba muñecas holandesas
enseñando a mi hermana mis sorpresas,
pero riendo felices y traviesas
nos vestíamos lindas cual princesas.

Chocolate endulzado y buen pastel
reposaba en la mesa con mantel.

Los petardos y luces entretanto
asustaban a gatas, las siamesas
que solían dormir en mi dintel.

II
Y también el bebé rompía en llanto
y mamá consolaba su quebranto.

Y no habrán navidades más como esas
con las velas fragantes en las mesas
y el precario pesebre de promesas
alumbrado en azules y turquesas.

Yo recuerdo a papá y su moscatel,
le encantaba ese vino con tortel.

Y a las doce poníamos al Santo
Jesucristo, a aquel que le interesas
y "Feliz Navidad" en un cartel.

INGRID ZETTERBERG

De mi poemario
"Amaneciendo entre lirios"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112




 

martes, 21 de diciembre de 2021

MIS QUERIDOS AMIGOS VOY A HACER UNA PAUSA


MIS QUERIDOS AMIGOS BLOGGEROS: VOY A HACER UNA PAUSA POR FIESTAS NAVIDEÑAS, POR FAVOR ME DISCULPAN QUE TODAVÍA NO LES COMENTE, PERO HASTA EL DÍA 26 DE DICIEMBRE NO PODRÉ PUBLICAR NADA NUEVO. YA NOS VEMOS. UN ABRAZO Y FELIZ NAVIDAD Y UN ESTUPENDO AÑO 2,022....ES MI DESEO PARA CADA UNO DE USTEDES.

INGRID ZETTERBERG

viernes, 17 de diciembre de 2021

Mirada inolvidable

 


MIRADA INOLVIDABLE

(Relato de la vida real)

Toro negro de lidia, fuerte, majestuoso, 
intimidante. ¿Cómo no ibas a estar entre mis letras, si en mi alma vive por siempre tu estampa recia?
Toro de corral, negro azabache, inocente semental...Estaba entreabierta la oscura reja que de mí te separaba, y apenas unos cuatro metros escasos entre tú y yo. Y entonces me topé con tu mirada, ¡qué jamás olvidaré!

Me topé con tu aterradora quietud, y se me heló la sangre. Ante tu proximidad una oleada de pánico me invadió.
Había yo acompañado al grupo escolar de mi pequeña hija a la granja "Milkito" en las afueras de Lima. Y a los niños les mostraban las máquinas que hacían el yogurt en pleno funcionamiento, fue allí que yo me alejé por el amplio establecimiento; y pude ver que una vaca acababa de parir. Jamás se irá de mi memoria el olor a sangre que llenaba el ambiente.

Me acerqué luego a un pequeño becerro que lamió mi mano que lo acariciaba, y lo áspero de su lengua me sorprendió. Y después de unos minutos fue mi encuentro con tu mirada de negra amargura, toro de hermosa casta.

Había dolor en tu expresión, hartazgo quizás de tu servicio al hombre, de la crueldad de su trato, de su insana indiferencia. Todo eso pude captar en tu mirada, oh toro hermoso, de temibles pitones afilados. Hoy que han pasado los años, yo te recuerdo cuando veo esas crueles corridas de toros en algunos vídeos, y siento repugnancia de la maldad humana, y de aquel deleznable espectáculo.
Pues mi respeto por los animales es muy grande.
Oh, hermoso ejemplar, con tu piel de terciopelo, quiera Dios que tu enérgica testa no haya terminado cual trofeo, colgada de una trágica pared.

INGRID ZETTERBERG

(Relato de la vida real)
Año 1,995

De mi poemario
"Joyas de mi alma"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112



miércoles, 15 de diciembre de 2021

Senderos de adiós

 


SENDEROS DE ADIÓS

Caminos surcados
de soledades,
de suelos fértiles en amor.

Tierra que cobija ojos cerrados,
despedidas,
¡ah, si huele a voz amada
y manos hechas de lágrimas!
Tierra que guarda
las cenizas de un adiós.

Senderos que conducen
al paso de los años,
al andar quebrado;
caminos de silencio.

Aves azules y blancas
habitan el horizonte,
alejándose del caminante
que recorre solitario
la vía de su destino,
que no sabe a dónde va.

Mientras la música leve
atraviesa la brisa
con las viejas caricias
de la esperanza.

Sendero, dime
¿hacia dónde llevas hoy
mis cansados pasos?
¡Ah, la ruta
que me marca la vida,
la he de seguir con el corazón
palpitando eternidad !

INGRID ZETTERBERG

De mi Libro
"Por los bosques del silencio"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

domingo, 12 de diciembre de 2021

Su presencia...(Octavas italianas)

 


SU PRESENCIA

(Octavas italianas)

Vasto mar, plenitud de sentimientos;
en tus aguas Dios retozó con mi alma
antes que me ausentara de tu calma,
dime, ¿cómo he de explicar tanto amor?
Me mecía tu onda parsimoniosa
y tu inmenso misterio me atraía;
Dios me llamó en tu rumor aquel día
y me dio su presencia el Creador.

Inolvidable ha sido ese momento,
mi espíritu se meció en sus caricias
y nunca antes viví tales delicias.
El mundo no entiende lo espiritual
por tanto es en vano que relate esto.
No obstante vivirá en mí este recuerdo
y aunque muchos estén en desacuerdo,
lo místico en mí siempre es habitual.

INGRID ZETTERBERG

De mi poemario
"Amaneciendo entre lirios"

Derechos reservados
Safe Creative Cta. 1006080193112

Entrada destacada

¡A mis años!

¡A MIS AÑOS! (Rima Jotabé heptadecasílabo)....Consta de 17 sílabas métricas cada verso) No hay amor más puro que aquel que ...